Una escapada.

Considerando todo lo que ha pasado esta semana, he decidido reflexionar sobre ello.

He comenzado a cuestionar el gusto que le tengo a la ciudad.

Este fin de semana me fui al campo, donde viven mis abuelos. Allí no hay mucho ruido, viven en un pueblo donde todos se conocen, donde no hay tránsito, donde las personas que no te conocen te saludan o te dan un buenos días, un pueblo donde sin duda no hay una persona que no ame a los animales.

Es un lugar de ensueño.

Nunca me había sido tan fácil desconectarme de la tecnología. Cada mañana salía a caminar para recorrer el pueblo, sin mi teléfono. Era reconfortante. El viento en la mañana siendo fresco pero cálido a la vez, los pájaros cantando y que ese y el buenos días de un señor sea lo único que se escuche; el sol en la piel dando una suave caricia… todo era hermoso.

Siento que me quedó un vacío al volver a la ciudad.

Había perdido todo interés por una de mis pasiones más grandes (la fotografía) y en aquel pueblito revivió como si nunca se hubiese ido.

Nunca me había sentido tan en casa como en ese lugar.

Extrañaba pequeño pueblo en el medio de la nada…

Anuncios

¿Vale la pena?

Hoy vengo con esta pregunta que me vengo haciendo hace semanas. Es una especie de reflexión para mi misma y para los demás.

Estoy en una situación donde una persona se enojó conmigo y no ha vuelto a hablarme. Hace unos días, me enojé con mi mejor amigo y no he vuelto a hablarle pero entonces, ahora, sentada en mi cama a las 21:49 de la noche me pregunto ¿Vale la pena? ¿Vale la pena enojarme y dejar de hablar con una persona que me importa tanto? ¿realmente vale mi ego perder a una persona importante?

Mientras más pienso esto, más me convenzo de que no lo vale. Por más duro que haya sido mi enojo, por más que la otra persona haya actuado mal, por cualquier motivo, si esa persona es importante en nuestra vida, no lo vale.

No hay que dejarse llevar por un enojo, que probablemente luego se nos pase y nos arrepientamos de eso; Y quizá tarde, porque quizá, para ese entonces, pudimos perder a la persona que queríamos tanto.

Bienvenidos.

Bienvenidos a mi blog.

Creo que debería comenzar presentándome.  Por razones de privacidad, no diré mi nombre pero podrán llamarme A. Sí, como la chica de Pretty Little Liars que le hacía la vida imposible a todos. Resulta que estoy un poco loca como ella, pero no tanto.

Tengo 19 años y mi vida está siendo una completa locura. Desde hace un año he cambiado radicalmente todo lo que pensaba y hacía, y mi vida se ha tornado una locura, un completo caos que quiero compartir con ustedes, sólo por si alguno se siente identificado.

No les contaré mucho aquí, ya se van a ir enterando en mis próximas publicaciones. Tampoco quiero que sean tan largas, porque seguro se aburrirán, pero de todas formas y si hay una remota casualidad de que alguien lo lea… quiero que sepas, que este lugar es un lugar para todos. Si quieres compartir algo, los comentarios estarán abiertos para ti, incluso los mensajes, incluso mis redes sociales. Me encantará escucharlos.

Como dije antes, bienvenidos a mi blog y bienvenidos a mi loca vida.

-A

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora